Todo lo que tienes que saber acerca de negligencias médicas estéticas

En la actualidad se realizan cada vez más operaciones de cirugía estética, por lo cual también sube la probabilidad de que se puedan cometer fallos en estas y se den las llamadas negligencias medicas. En este post vamos a hablar de cuando podemos decir que se ha dado una negligencia a cómo tenemos que enfrentar esta (haz clic en el siguiente enlace para más información: https://www.atlasabogados.com/negligencias-medicas/)

Lo más recomendable es que si pensamos que hemos podido padecer una o conocemos a alguien acudamos a un despacho de abogados especializados en negligencias médicas.

Llamamos cirugía estética tanto a las correcciones de imperfecciones objetivas como a las subjetivas. Tanto para corregir una malformación, un tabique nasal por un golpe, una miopía como para el aumento de senos. La cirugía plástica, estética y la reparadora se incluyen como cirugía desde 2003 por la promulgación del Real Decreto 139/2003.

 

¿Qué criterios sigue este tipo de cirugía?

Nos podremos encontrar un debate de si se trata de una actividad de medios o de resultado. Sin embargo si investigamos en la jurisprudencia española encontraremos que la definen como “medicina voluntaria”. Es decir, una actividad a la que el cliente acude no para curar una dolencia sino para mejorar algún aspecto. por lo cual el contrato que más se asemejaría sería el de contrato de arrendamiento de obra.

¿Qué queremos decir con ello? Que el personal sanitario se compromete a conseguir los resultados acordados, por lo cual, queda implícito, que después de la operación el paciente debería conseguir un resultado de mejora. Por lo tanto, si este no llegase a darse, el personal que haya intervenido tendría que demostrar que la frustración de los resultados previstos no se deben a su actuación.

 

 ¿Qué operaciones son las que entrarían dentro de este supuesto?

Entre las operaciones que más suelen darse y que tienen como fin un resultado están la vasectomía, la colocación del DIU, todos los tipos de lifting llamadas “plastias” (mamoplastia, abdominoplastia, friplastia.) El aumento y reducción de senos, los implantes de glúteos, pómulos o mentón. las inyecciones de botox, la eliminación de manchas en la piel, los injertos de cabello o los tratamientos odontológicos y oftalmológicos.

 

¿Por qué se producen las negligencias médicas?

Lamentablemente la mayoría de negligencias tienen que ver con la falta de calidad de los productos o productos alterados. Son menos las que se dan por falta de cualificación del personal, sobre todo en Europa. El intrusismo y la falta de ética de algunas personas han hecho que realicen operaciones estéticas sin tener la cualificación adecuada o los medios adecuados (una sala de operaciones correctamente esterilizada, un anestesista, operaciones clandestinas). En estos casos, no queda otra opción que reclamar con la ayuda de un abogado especialista en negligencias medicas.