¿DÓNDE PRACTICAR SENDERISMO EN MALLORCA?

Las islas Baleares no sólo son un destino para el descanso en soleadas playas, sino que esa evasión de las grandes ciudades y sus rutinas también se puede conseguir a través de la práctica de deportes al aire libre. Su inmejorable tiempo hace que incluso con los calores del verano, el deporte se agradezca.

Una de las mejores opciones, aprovechando el terreno de las islas, es la práctica del senderismo en Mallorca. Hay diversas rutas en las que sudar la gota gorda haciendo ejercicio mientras se disfruta del paisaje de la isla de una manera muy diferente a la habitual.

Mallorca rural puede descubrirse desde diferentes perspectivas y dependiendo del grado de experiencia que tengas en el senderismo. Da igual el kilometraje y tu estado físico: conocerás una Mallorca distinta a la que habitualmente encuentras en la mayoría de folletos turísticos, una Mallorca rural en completa conexión con su naturaleza y su entorno.

Los grados de dificultad varían, pero alguna de las rutas más significativas de la isla son aquellas que se encuentran en la zona sudoeste de la ínsula, como la que recorre el camino que se encuentra entre Sant Elm y La Trapa o la que te lleva desde el mirador de la ermita de Maristel-la hasta la Fita del Ram. La sierra de Tramuntana destaca por su belleza y ofrece rutas de unas dos horas de duración.

7

CONSEJOS DURANTE LA ACTIVIDAD DE SENDERISMO

La práctica del senderismo supone un mínimo de riesgos si se llevan a cabo las medidas oportunas para evitar malas pisadas. Para empezar, es inevitable que seas consciente del grado de dificultad que supone la ruta elegida y si tu cuerpo está acostumbrado a ello. El sentido común es básico.

Antes de salir de casa, es muy importante que tu equipaje contenga el material adecuado y básico para llevar a cabo la ruta. Vayas con guía, o no, no te olvides brújula, agua y vestirte con material cómodo y deportivo. Las condiciones climáticas son de vital importancia para evitar cargar en exceso la mochila o evitar pasar un mal trago por exceso de calor o de frío.

El calzado elegido ha de tener suela gruesa para conseguir un mayor agarre a la superficie. No escatimes en el precio: un calzado de calidad salva vidas, pies y lo que se ponga por delante. También deberá ser impermeable y que sujete el tobillo para que los movimiento sean correctos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *