Ventajas y desventajas de establecer una política de retribución extrasalarial

Se conoce como retribución extrasalarial a toda aquella forma de retribución por un periodo laboral que no se realiza de forma monetaria. La fama de este tipo de retribución creció rápidamente desde su origen ya que es una forma de evitar el pago de impuestos por parte de los empleados, razón por la que las leyes se vieron en la necesidad de regular tal forma de pago.

Hoy en día, el máximo que puede percibir un trabajador cualquiera como retribución extrasalarial no debe superar el treinta por ciento del pago total. La mayoría de empresas tiene establecida una política de retribución extrasalarial para que los empleados, representados por sus sindicatos, puedan acordar la forma en la que se lleva a cabo esta forma de retribución logrando así el contento de los empleados y una mejora en la productividad.

Ventajas de establecer una política de retribución extrasalarial

Las ventajas de establecer una política de retribución extrasalarial son lo suficientemente atractivas como para que cualquier empleado quisiera que esta política sea aplicada. Se puede destacar:

Economía de la empresa

Como dijimos, la retribución extrasalarial se establece a nivel de sindicatos representantes de los trabajadores y no directamente con cada uno de ellos, algo que permite a la empresa uniformizar las compensaciones.

Trabajadores motivados

El factor psicológico juega un papel importante cuando se recibe una retribución extrasalarial ya que se les da a los trabajadores una retribución justa y se consigue que sean eficaces en la realización de los procedimientos de la empresa.

Ventajas sociales

Una empresa que contempla dentro de sus políticas a la retribución extrasalarial es bien vista dentro de cualquier comunidad provocando que muchos quieran trabajar para la misma. La entidad obtiene de esta forma que los empleados con los que ya cuenta se preocupen por no perder su puesto, lo que los termina llevando a incrementar su productividad.

Pagos fiscales

La tributación es temida por todos, y en la retribución extrasalarial se encuentra una manera de disminuir el total que se deba tributar por parte de los trabajadores de la empresa.

Desventajas de establecer una política de retribución extrasalarial

Aunque parezca ser una medida beneficiosa para ambas partes, lo cierto es que la retribución extrasalarial tiene ciertos inconvenientes que se deben tener en cuenta en todo momento.

No llegar a un acuerdo con los empleados

Uno de los mayores inconvenientes de aplicar una política de retribución extrasalarial es el no llegar a un acuerdo con los empleados. Si se realiza un pago directo desde la nómina este puede convertirse en lo que el empleado quiera, mientras que al realizar una retribución extrasalarial el trabajador tiene que aceptar lo acordado como parte de pago no monetario.

Coste que conlleva su implementación

La redistribución extrasalarial es un procedimiento difícil de implementar, sobre todo si se trata de empresas grandes; esto debe tenerse en cuenta desde un principio.

Carácter irreversible

Por lo general, una política de pagos extrasalariales acordada es de carácter irreversible y, cualquier nuevo empleado de la empresa tendrá que acatar lo acordado sin importar que él no haya sido parte del trato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *