LAS CERRADURAS DE LOS COCHES

Una de las situaciones que más se encuentran los cerrajeros Madrid urgentes son las relacionadas con los robos o intentos de robo de coches, automóviles y medios de automoción. Tanto si el coche duerme resguardado en garaje como si sufre los cambios de temperatura y climáticos al encontrarse estacionada en la calle, los intentos de robo son uno de los mayores problemas a resolver.

Por esta cuestión, tan cotidiana en nuestros días, todo consejo que se ofrece a los conductores es abrazado y acatado con gran alegría. ¡No es plato de buen gusto que fuercen tu cerradura y huyan con tu coche y mucho menos que se lleven accesorios como las ruedas o similares para vender las piezas en el mercado negro del motor!

Los cerrajeros a menudo se encuentran con este tipo de situaciones en las que las cerraduras han quedado prácticamente maleadas o ha sido forzada con violencia desde dentro tras reventar el cristal de ambas ventanas delanteras del automóvil. Ante este tipo de situaciones sólo queda preguntarse: ¿cómo poder evitar estos robos? La solución, por suerte, es afirmativa y a continuación os ofrecemos algunos consejos al respecto.

6

CONSEJOS PARA EVITAR ROBOS EN AUTOMÓVILES

Está claro que quienes estacionan y duermen su coche en garaje tienen un porcentaje menor de que su vehículo desaparezca de sus inmediaciones, pero no por ello se encuentran exentos de que puedan sufrir la mala suerte de estas situaciones.

Para empezar, en el caso de los estacionamientos exteriores, procura aparcar en lugares vigilados, tanto con cámaras de seguridad o en una calle muy transitada. Lejos de los miedos primerizos, en un lugar con un tráfico de coches y personas habitual, el número de robos disminuye de una manera apabullante. Junto a ello, está claro que debes de recordar echar la llave y cerrar el vehículo y, más todavía, guardar a buen recaudo las llaves junto con la documentación del coche.

El bloqueo de las puertas también te ayudará a que evites vivir situaciones incómodas y violentas en lugares de paso como los semáforos, un nido de confluencias. También debes de evitar prestar atención a las indicaciones de desconocidos: nunca sabes la veracidad de sus intenciones. Siempre debes de evitar dejar documentos u objetos de valor que queden a la vista de miradas malignas y estar siempre atento cada vez que realices una carga y descarga como, por ejemplo, en las visitas al supermercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *