LA GASTRONOMÍA DE EL BIERZO

En España entrar en cualquier cocina alimenta el alma y, obviamente, al estómago. Sea por dieta equilibrada, sea en zonas cantábricas, atlánticas o en el centro del país, los españoles tienen fama de saber de cocina y cocinar de fábula. Solo hay que ver el número de estrellas Michelin que ostenta.

Cada región disfruta de su cocina típica local y lo mismo ocurre con León. De entre todas las regiones, una de las más reconocidas es la cocina de El Bierzo. Se trata de una gastronomía muy influida por comunidades cercanas geográficamente como son Asturias y Galicia.

Uno de los platos típicos es la cachelada leonesa, es decir, patatas cocidas con chorizo. El plato es consistente y despierta a los muertos. Las siestas posteriores son gloria bendita. Se sirve caliente nada más elaborarse. Las patatas, cachelos, se cuecen peladas en agua hervida a la que ya hemos añadido anteriormente los chorizos.

Otro de los alimentos por excelencia de El Bierzon son los botillos, un manjar sin igual. Se trata de un producto cárnico realizado con piezas del cerdo procedentes de su despiece. Son embutidas y condimentadas en el ciego del cerdo. Más tarde se ahuma y cura. Estas recetas y otras típicas de la zona las podrás encontrar en http://www.gasoleoscerecedo.es/restaurante-las-medulas/.

9

LOS VINOS DE EL BIERZO, OTRO MANJAR

Los productos enológicos también son muy característicos de la zona. Tanto que Bierzo es el nombre que recibe una denominación de origen (DO). Se estableció en 1989. La principal fuente de cultivo se encuentra en la ribera del río Sil.

Las uvas más utilizadas en los viñedos bercianos son la Mencía (en tintas) y Doña Blanca y Godello entre las blancas. También trabajan con ciertas variedades experimentales como Tempranillo, Merlot y Cabernet Sauvignon.

Las bodegas más importantes de la comarca de El Bierzo se encuentran en Valtuille de Abajo, en Carracedelo, en Villadecanes, en Ponferrada, en Villafranca del Bierzo, en Cabañas Raras, en Quilós, en Camponaraya, en San Román de Bembibre, en Cacabelos, en Parandones y en Arganza.

Durante las últimas décadas, desde que recibió la Denominación de Origen, las añadas (es el nombre que reciben las cosechas que tienen lugar durante un año natural en el mundo enológico) que ha tenido han sido altamente positivas, siendo valoradas en su mayoría como Muy buena o Excelente, dos de los grados más altos en la escala de valores y satisfacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *