EMPRESAS QUE MÁS APUESTAN POR EL BUZONEO

Cada día llegan a nuestros buzones panfletos, trípticos y folletos de diferentes empresas. Todos ellos con ofertas de última hora, rebajas y descuentos jugosos o información sobre la nueva apertura de algún local cercano a la zona. Todo tipo de empresas están interesadas en este tipo de publicidad pero, ¿qué empresas son las que más apuestan por el buzoneo?.

Sin duda alguna, las empresas que más dinero desembolsan en este tipo de publicidad son los negocios de las grandes superficies. Desde supermercados de comida hasta grandes almacenes que venden todo tipo de productos. Cada semana folletos de este tipo de comercios se manifiestan ofreciendo multitud de rebajas y ofertas.

Otro de los negocios que están más representados en los buzones es de las pizzerías y pubs cercanos, sobre todo si se trata de nuevas aperturas. Las pizzerías, kebabs y restaurantes de diferentes nacionalidades presentan sus precios y ofertas a domicilio con dípticos prácticos que aportan toda la información necesaria para realizar el pedido. Otro de los negocios que cada vez se presenta más en casa desde el buzón es el de las empresas sanitarias dedicada a la higiene dental.

53

LA PUBLICIDAD DE LOS SUPERMERCADOS

¿A quién no le llegan semanalmente los folletos publicitarios sobre las últimas ofertas de los supermercados más cercanos de la zona?¿Quién no espera que el profesional de buzoneo Madrid pase por su portal y deposite ejemplares del último catálogo de Ikea? Todos. Absolutamente todos nos alegramos de recibir información de nuestro supermercado de confianza y marcar con bolígrafo qué caerá en nuestras manos tras la primera compra.

El folleto publicitario es una de las herramientas publicitarias más utilizadas en el mundo comercial, pero lejos de ser el único recurso, son muchas más las llamadas de atención que las grandes superficies crean sobre sus compradores potenciales.

Por ejemplo, una de las últimas técnicas más llamativas es aquella que convierte al comprador en un ser perdido entre los pasillos del supermercado. Puede parecer una película de terror, pero se encuentra lejos de esta sensación: los constantes cambios de estanterías y distribuciones de los productos hacen que el visitante tenga que pasar por diferentes pasillos con los que no contaba y así picar y llevarse a casa más productos.

Otro de los métodos que se utilizan, sin que muchos compradores lo sepan, tienen que ver con la anchura de los pasillos y la altura de los productos: siempre a la adecuada para que la compra anime a la compulsividad. Las ofertas temporales también juegan una gran baza en ese sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *